Práctika y las Gades

A los lugares de la pintura

 

 

Lo que separa la primera y la segunda imagen representa unos diecinueve años. Un vago recuerdo de mi primera clase de pintura apunta un trozo de carboncillo y un papel blanco donde esbozaría aquellos primeros dibujos en un mes de septiembre del año 2000. Retengo, sin embargo, la destreza de unas manos al disponer los objetos para ser dibujados, palabras breves para explicar como abordar el trazo y la intuición de las miradas de quienes como yo comenzaban a dibujar por primera vez.

Camino hacia Práctika en una tarde noche de un primero de noviembre de 2019 para compartir una nueva experiencia, en un espacio, que durante muchos años me enseñó a comprender la pintura. Como solía hacer, hoy no vuelvo al mismo lugar de cada lunes para realizar mis ejercicios sino en otra faceta del arte, ser visto.

En la galería y como en el día de Reyes encontramos el regalo que la sala de exposiciones nos obsequia, la mirada, las mismas manos de antaño hicieron el milagro.

Saludo con cariño a mis hermanas de Gades Sinergia y poco a poco van llegando visitantes. Hablamos de pintura entre caras familiares y como si todo comenzara en ese instante, vuelvo al origen. Diecinueve años no son nada.

 

 

OBRAS

 

 

 

 

 

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s